Miércoles, 11 Septiembre 2013 08:52

Joaquín Velasco Rodríguez de Vera

por Francisco José Peña

 

Este abogado hellinero constituyó el Partido Conservador en Tobarra.

Presidente de la Diputación Provincial y varias veces gobernador civil en diversas provincias, algunos de sus hijos siguieron sus pasos dedicándose a la política.

Joaquín Velasco Rodríguez de Vera nació en Hellín en 1854, hijo del abogado de la Audiencia Provincial Antonio Velasco Suárez y de Teresa Rodríguez de Vera Falcón.

Pasó su infancia en Albacete, habitando la casa paterna de la calle Concepción, junto a sus hermanos Rafael, María, Joaquín y Dolores. Provenía de una familia hacendada: por línea paterna poseían propiedades en Jumilla y Hellín, así como la familia materna las tenía en Cieza y Hellín. Dedicó su juventud a estudiar Leyes, ejerciendo de abogado en la ciudad de Albacete.

Joaquín Velasco casó en la década de 1880 con la tobarreña Anunciación Fernández-Cantos Núñez de Haro, afincada por aquel tiempo en Albacete, viviendo en una casa en la calle Feria número 5. La familia de su mujer poseía importante número de tierras en Tobarra, lugar en el que a finales del siglo XIX establecerían su residencia.

De esta unión nacerían Ildefonso (o Alfonso), Joaquín, Dolores, Antonio y Miguel. La tradición política le venía por influjo de su padre, antiguo militante en Hellín y Albacete de la Unión Liberal de Leopoldo O’Donnell, durante el llamado “sexenio revolucionario” (1868-1874). Joaquín fue, entre 1882 y 1890, diputado provincial por el distrito de Hellín-Yeste y portavoz de la minoría conservadora; en 1890 sería elegido de nuevo, aunque esta vez por el distrito de la capital. Finalmente, en 1892 fue presidente de la Diputación Provincial de Albacete.

A finales de siglo, pese a sus constantes cambios de puesto político, la familia mantiene su segunda residencia permanente en Tobarra, en el paraje de Huertos y Molinos (Alboraj).

El Gobierno de Canovas de 1896 nombró a Joaquín Velasco gobernador civil de Teruel y, más tarde, el gobierno de Francisco Silvela lo nombrará gobernador civil de Salamanca (1902). Durante el gobierno largo de Antonio Maura (1907-1909) Joaquín Velasco sería delegado regio y presidente de la Comisión Provincial de Industria y Comercio, permaneciendo en el cargo hasta 1910.

Su gran labor política fue consolidar el Partido Conservador en Tobarra, afectado por una crisis política profunda hacia 1900, como consecuencia de la suspensión del Ayuntamiento. Bajo su dirección y conjuntamente con otros destacados notables del municipio, entre ellos su hijo Alfonso, el grupo conservador obtendría la alcaldía del vecino pueblo en 1901, 1903 y 1908. Además de ello, su hijo Alfonso Velasco Fernández-Cantos sería diputado provincial por el distrito de Hellín-Yeste en 1915 y 1919 Otro de los vástagos del político conservador, Antonio, fue primer teniente de alcalde del Ayuntamiento republicano de Tobarra (1931-1934), electo por el PSOE el 12 de abril de 1931.

Joaquín Velasco Rodríguez de Vera falleció en Tobarra, en el 19 de marzo de 1914, por ‘angina de pecho’ y está enterrado a la entrada del Cementerio Municipal, fila derecha en el sentido de entrada, bajo un gran Ángel tallado en piedra en Monovar, en 1915.

De compras