Lunes, 09 Noviembre 2015 12:33

Jesús Hernández presenta su Partido Liberal de Derechas, con el que intentará concurrir a las elecciones generales

Jesús Hernández Víllora, acompañado de varios miembros de su ejecutiva, presentaba oficialmente en nuestra ciudad el recién constituido Partido Liberal de Derechas (PLD), con el que tratará de concurrir a las elecciones generales del 20 de diciembre.

En una comparecencia de prensa informaba que el nuevo partido, en cuya creación han trabajado intensamente en los últimos meses, está legalmente incluido desde el pasado día 2 de noviembre en el Registro Central de Partidos Políticos, y que ahora comenzarán a trabajar contrarreloj para configurar las listas, con los 350 candidatos necesarios para concurrir por todas las circunscripciones.

Hernández Víllora aseguró que desconocía los plazos que tienen para dar los “siguientes pasos”, y que sería su abogado el que les informaría en las próximas horas, pero difícil lo tendrá habida cuenta de que las candidaturas se deben presentar entre el 11 y el 16 de noviembre, puesto que serán publicadas el 18 de ese mismo mes. El PLD tendrá, por tanto, apenas una semana para armar sus diferentes listas si realmente quiere concurrir a las elecciones.

En un largo discurso ante los medios, el fundador del partido recordó su experiencia en política, tras 16 años concurriendo a las elecciones municipales con un PIH que conquistó siempre discretos resultados. Aseguró, no obstante, que su intención nunca había sido conseguir concejalías, sino “restar poder a los partidos mayoritarios”. Así, manifestó, con los 374 votos conseguidos en las elecciones del pasado mes de mayo consiguieron “fastidiar al PP, puesto que fueros los votos que les hicieron falta para gobernar”.

Insistió en que hasta el momento la lucha había sido “restar fuerzas a los partidos mayoritarios para evitar el abuso de poder”, y que ésta seguiría siendo la premisa con el nuevo partido.

Se refirió a las promesas que otros partidos están realizando en esta precampaña electoral. “Ahora todo es de color de rosa”, apuntó, refiriéndose a los anuncios de creación de empleo o de la prohibición de los desahucios, y contraponiéndolos a la política que ellos quieren desarrollar “mucho más realista” y consiguiendo un país “en el que va a trabajar hasta quien no quiera”. Aseguró que había suficiente dinero para crear millones de puestos de trabajo, poniendo como ejemplo la limpieza de montes.

También mencionó que en su proyecto había que “limpiar los organismos oficiales, a los que “les falta el letrero de sociedad limitada”, en referencia a los enchufes de familiares y al aprovechamiento ilícito de muchos cargos públicos. “No puede haber más de una persona por familia en la administración”, explicando que una de las medidas que tomarán será la de evitar la concurrencia de cargos en una misma familia y otorgarlos a gente a las que les “haga falta”.

Reconocía que el este partido tendrá muy complicado ganar las elecciones, añadiendo que “tampoco le sacan tanta ventaja” y que les robará votos a los grandes partidos, asegurando que “se les van a caer los pantalones a socialistas y populares”. Criticó la ambigüedad de C´s, alegando que ellos no se esconden y dicen claramente que son de derechas y que “nadie nos ha tenido que pedir cuentas”.

Criticó duramente la política de subvenciones a entidades deportivas y a actividades culturales, diciendo que “quien quiera fútbol, teatro o toros que se lo pague”, y también habló de la justicia, asegurando que “hacen falta jueces que hagan justicia y que no negocien con los delincuentes”.

Jesús Hernández quiso dejar claro que no buscaba beneficio ni dinero con la creación de este partido, y que quiere trabajar para mejorar nuestro país, donde “hay muchas necesidades” y los políticos “miran hacia otro lado”.

Entre sus propuestas está la de establecer el salario mínimo en 1.200 euros, explicando que esto se puede llevar a cabo porque no se tendrán que pagar tantos subsidios de desempleo si se crean nuevos puestos de trabajo, concluyendo que estaba deseoso de “verse las caras con Rajoy, Sánchez, Ribera y Pablo Iglesias”.

De compras