Viernes, 01 Julio 2016 17:16

El incendio de Liétor queda perimetrado pero todavía no ha podido ser extinguido

El incendio de Liétor ha quedado perimetrado, y las llamas parecen estar bajo control, según ha confirmado el alcalde de Hellín, Ramón García. Un incidente grave que a estas horas ha afectado a más de 700 hectáreas de bosque y matorral.

Por lo tanto, aunque no está extinguido, y los frentes no han podido ser controlados, al menos, no afectará a más superficie de los límites ya afectados.

Un total de 45 medios y 198 personas continúan trabajando a estas horas de la en la extinción del incendio, según publica la el Sistema de Información de Incendios Forestales de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha en su página web.

El incendio que fue detectado sobre las 15.00 horas de este jueves por un vigilante fijo, afecta a una superficie forestal de arbolado con un 80% Pinus halepensis (Fustal), un 10% Juniperus oxycedrus (Latizal) y 10% Juniperus phoenicea (Latizal).

Concretamente, en la extinción del fuego trabajan en este momento 33 efectivos de personal interno, 2 medios de dirección y coordinación con 6 personas, 13 medios aéreos con 39 personas, y 30 medios terrestres con 120 personas.

Desde la detección del incendio han estado trabajando sobre el terreno un total de 94 medios y 415 personas -72 efectivos de personal interno, 2 medios de dirección y coordinación con 6 personas, 23 medios aéreos con 51 personas y 69 medios terrestres con 286 personas-.

Además, varios vehículos del personal que lucha contra las llamas en el incendio quedaron calcinados en la tarde de este jueves mientras los efectivos realizaban su trabajo, aunque no hubo que lamentar daños personales.

La dificultad de los trabajos de extinción estriba, al parecer, en que los medios terrestres se enfrentan a una zona "de difícil acceso", lo que ha impedía perimetrar el fueg, hasta conseguirlo a mediodía de este viernes.

El punto favorable es la cercanía del embalse del Talave, del que se están surtiendo los medios aéreos que participan en las tareas de extinción.La desaparición de las fuertes rachas de viento que había este jueves en la zona y la bajada de temperaturas, han permitido que se mejoren las condiciones para avanzar en los trabajos de extinción.

Por el momento siguen cortadas la carretera comarcal CM-3213 y la provincial A-113 y se mantiene el nivel de alerta 1.

De compras