Viernes, 05 Mayo 2017 14:31

Los regantes de Agramón, La Horca, Minateda y Cancarix, preocupados por el futuro de sus regadíos

Los regantes de la S.A.T. Mayorazgo de Agramón, C.R. La Hora y Agramón, S.A.T. Sur de Hellín, y S.A.T. riegos de Cancarix han remitido un escrito a los medios mostrando su preocupación por la falta de noticias sobre el futuro de sus regadíos, de la asignación de aguas que les corresponden y de las infraestructuras prometidas para la ampliación de estos regadíos.

Recuerdan en el escrito quecon fecha 11 de enero de 2017 se firmó un documento por la S.A.T. Mayorazgo de Agramón, C.R. La Hora y Agramón, S.A.T. Sur de Hellín, y S.A.T. riegos de Cancarix en el que tras meses de negociaciones se llegaba a un acuerdo sobre el destino de las aguas para riego incluidas en el expediente de concesión CPR 3/2012, en volumen de 2.200.000 m3/año de aguas correspondientes  al volumen pendiente de asignación para la ampliación de los regadíos de Hellín, de las aguas del acueducto Tajo-Segura, en la Provincia de Albacete, como compensación de las alumbradas por infiltración en el túnel de Talave.

A la firma de dicho Acuerdo en el Pleno del Ayuntamiento de Hellín asistió el Sr. Consejero de Agricultura, D. Francisco Martínez Arroyo, otras autoridades autonómicas en materia de agua y agricultura, así como el Alcalde de Hellín.

Aseguran que “de manera reiterada” se ha agradecido al Sr. Consejero y al resto de autoridades que han intermediado en la resolución de este problema su intervención, participación y ayuda para conseguir un anhelo de la zona, que es aspirar a unas tierras con suficiente dotación de agua para regadíos y la conformación de una zona transformada en regadío que produciría sin lugar a dudas riqueza a la zona, nuevos puestos de trabajo y anclar la población en unos territorios castigados históricamente.

En opinión de estos regantes, este proyecto no depende ya del entendimiento entre ellos, habida cuenta que a través de un esfuerzo y bajo el principio de solidaridad y compartir esfuerzos culminó con dicho acuerdo firmado y asumido por todos aun cuando se haya cedido en algunas cuestiones por ambas partes, sino que depende de la Administración Autonómica a través de su Consejería de Agricultura en primer lugar, y de su coordinación con el Ministerio de Agricultura y con el Organismo de Cuenca.

Hasta la fecha y no obstante el tiempo transcurrido aseguran que ni conocen ni se les ha informado del resultado de dicha coordinación entre las distintas Administraciones, ni tampoco la previsión para que puedan iniciarse las obras de infraestructuras “para que lo acordado sobre el papel pase a la realidad física”. Estas Asociaciones y Comunidades de Regantes han solicitado información al respecto, tanto verbal y por escrito, mostrando su preocupación por el tiempo transcurrido y la desazón que está produciendo en los regantes de la zona que comienzan a pensar que se trata de un sueño que no termina de hacerse realidad, siendo algo común en nuestra zona en materia de agricultura.

Señalan que el reloj no comenzó en enero cuando se firmó dicho documento, sino mucho antes cuando ya estaba redactado dicho documento, y que, pese a ello, sigue sin aprobarse el correspondiente Decreto por el Consejo de Gobierno por el que se declara de interés Regional la transformación contenida en el acuerdo referido, tal y como se informó hace ya cuatro meses.

La información que se hace llegar a los regantes desde la Confederación Hidrográfica del Segura y desde la Dirección General del Agua es que no se ha producido ninguna comunicación ni reunión al respecto de impulsar este proyecto, impulso que es imprescindible para tal finalidad.

Añaden que a través de la Alcaldía y Concejalía de Agricultura del Ayuntamiento de Hellín se nos ha escuchado a este respecto, y se ha intermediado para hacerles llegar nuestra preocupación en este asunto e interesar una reunión al mal alto nivel que no se ha producido ni se ha manifestado que se producirá en breve.

Aseguran que la preocupación de los usuarios y regantes es manifiestamente grave; incluso desconfían de sus directivas por el tiempo transcurrido, mientras que las aguas que corresponden a nuestras tierras siguen pasando aguas abajo siendo utilizadas en Murcia por otros regantes que en Derecho no les corresponden. Asimismo, añaden, la financiación a los proyectos necesarios de transformación no pueden producirse si no existe de inmediato una aprobación clara sobre este expediente y que requiera con urgencia de la aprobación del Decreto de declaración de Interés Regional de las zonas regables y de transformación que regarán las aguas objeto de concesión.

Concluyen reiterando que el conflicto entre regantes ya no es excusa para resolver este asunto porque dichos conflictos se han resuelto de manera negociada; y que solo les queda la actuación de la Administración, y es en la Administración regional en la que confían para que las aguas lleguen realmente a las tierras, confianza que consideran que “no puede ser indefinida porque son muchos años de espera, perdiéndose cada día que pasa la posibilidad de crecer económica y socialmente como ocurre en las tierras vecinas de Murcia”.

De compras