Viernes, 16 Junio 2017 16:43

El gobierno municipal trasladó en Madrid sus reivindicaciones a la Directora General del Agua

El pasado miércoles el alcalde de Hellín, Ramón García, junto con el concejal de Medio Ambiente, Julián Martínez, se desplazaban a Madrid para mantener  una reunión con la Directora General del Agua del Ministerio de Medio Ambiente, Liana Ardiles, en la que trataron diferentes asuntos de importancia para el desarrollo de nuestro municipio.

En esta reunión, que transcurrió en un agradable y cordial ambiente, según indican fuentes de Alcaldía, se pusieron en conocimiento de la Dirección General del Agua una serie de aspectos relevantes que, en materia de agua, tanto residuales, pluviales, como de riego, el equipo de gobierno considera imprescindible abordar para optimizar al máximo tanto los recursos de los que podamos disponer, como de las infraestructuras que en estos momentos se están desarrollando para dar servicio en el futuro a nuestra localidad y que por otro lado se vienen demandando desde hace varios años.

En concreto, en materia de aguas pluviales y residuales, se abordó la realización del colector que está previsto hacer en la carretera de Mingogil, y que pretendería, por un lado, dar solución los problemas de inundación que se producen en las inmediaciones de la residencia geriátrica de las Hazas y por otro lado hacer una mejor gestión, en la conducción y tratamiento de las aguas de lluvia, cuando caen de forma torrencial.

Este colector que es fruto de un proyecto que se planteó hace más de una década, cubría en ese momento las posibles demandas que se preveían para el crecimiento demográfico que podría experimentar el municipio, pero que en el momento en el que ha comenzado a desarrollarse la realización de los trabajos oportunos, se ha considerado necesario atender las demandas técnicas que se nos han planteado, tanto por parte de los técnicos de la Confederación, de la empresa adjudicataria de la depuradora municipal, y de nuestra propia oficina técnica y que consisten en una modificación del proyecto inicial, que no suponiendo aumento presupuestario (más bien seria lo contario), daría cobertura a las demandas técnicas planteadas y daría mejor servicio a la realidad actual del municipio.

También se trasladaba a la Directora General la necesidad de acometer, a la mayor brevedad posible, una solución a la depuración de las aguas residuales de Isso, manifestando como mejor solución la conexión de estas aguas con la EDAR de Hellín, lo que a su vez garantizaría una mejoría de funcionamiento de la EDAR del municipio, al tener una mayor y más constante entrada de aguas en las instalaciones para su tratamiento. Esta es una obra que la Dirección General del Agua, junto con la empresa estatal ACUAES, en materia de depuración, tienen previsto desarrollar dentro del ámbito de Castilla la Mancha y que se enmarcarían dentro del programa CRECE, que tiene como objetivo el mejorar las condiciones en las que se devuelve al medio ambiente el agua que hemos utilizado previamente en las localidades.

En materia de regadíos y atendiendo a la situación de nuestro municipio, el alcalde y el concejal trasladaban las diferentes demandas que necesitan se atiendan para con los regantes, solicitando la mayor celeridad posible para dar solución a la utilización del recurso hídrico, que por derecho le corresponde a nuestra localidad y que supone un gran baluarte para el desarrollo socio-económico del mismo y que por tanto resulta de máximo interés que se pueda agilizar las peticiones que se han trasladado a la propia Confederación Hidrográfica del Segura, dada su dependencia de esta Dirección General del Agua.

Por último, la delegación hellinera planteó la posibilidad de contar con una extensión de la Confederación Hidrográfica del Segura en nuestro municipio, en este sentido se pedía a la Directora General que realice mediación con el organismo de cuenca para ver la posibilidades de hacer realidad este proyecto que supondría un acercamiento de este ente a la sociedad, no solo hellinera, sino de toda la demarcación del Segura en su zona de afección de la provincia de Albacete, permitiendo de esta manera, una mayor acercamiento de la CHS a los usuarios y regantes de la cuenca, sin tener que realizar grandes desplazamientos, como ocurre en la actualidad.

De compras