Lunes, 19 Marzo 2018 18:08

Teresa Romero pregonó una Semana Santa de Hellín impregnada de religiosidad

Teresa Romero, profesora de inglés hellinera y residente en Murcia fue la encargada de pregonar la Semana Santa de Hellín 2018, con un pregón cargado de referencias evangélicas y en que también estuvieron presentes los recuerdos personales y el tambor.

Un pregón de algo menos de una hora de duración que comenzó recordando el encargo que, en noviembre del año pasado, le realizó el presidente de la Asociación, calificándolo “de lo mejor que me ha podido ocurrir en la vida”.

En una primera parte la pregonera aludió a recuerdos de su niñez y los preparativos del tambor y la túnica antes de unirse a las tamboradas de aquel entonces, resaltando algunos cambios importantes respecto a las actuales, como la irrupción de las pieles de plástico o la presencia de los bombos.

En su texto, Teresa Romero defendió la igualdad que otorga la túnica negra a todos y cada uno de los hellineros o personas que se la ponen, “porque Hellín es una ciudad acogedora” y máxime, en esta época, de la que ha destacado su gastronomía especial. Han habido referencia a los hellineros que viven lejos de la ciudad hasta que llega el momento, en algunos casos, de regresar a Hellín, "con mucha emoción", por Semana Santa, destacando “el gran acierto” que tuvo en su día la Asociación de Peñas al poner en marcha la Escuela de Tamborileros, "para que se mantenga viva la tradición y se promuevan los valores de convivencia y respeto hacia el conjunto de la Semana Santa”.

Sobre las procesiones valoraba el trabajo previo de las cofradías y hermandades antes de los días grandes, así como la calidad y belleza de las imágenes que, en unos días, volverán a ser protagonistas.

Con referencias a los textos de los evangelios, la segunda parte del pregón, más extensa, se centró en el significado de algunos pasajes pasionales, recreándose en lo que, en su opinión, debe ser, para los cristianos, la pasión, muerte y resurrección del Señor durante estos días. "Para mí, ésto debe ser un Pregón", aclaró.

Durante el acto, que estuvo amenizado por la Unión Musical Santa Cecilia, y mantenido por Rafael Marín Montoya, la Junta Directiva de la entregó reconocimientos al abogado y procuradora que les ayudaron desinteresadamente en algunos procesos judiciales y a Pascual García y la agencia de publicidad Arthellín.

Intervinieron además, el presidente de la ACH, Francisco Juárez, el párroco de Ntra. Sra. de La Asunción y asesor religioso de la asociación, Ricardo Magro, y el alcalde de la ciudad, Ramón García.

Francisco Juárez, haciendo balance de sus cuatro años de mandato que concluyen tras la próxima Semana Santa, aseguró que “he intentado hacer el mejor papel posible para engrandecer, al máximo y en todos los sentidos, nuestra Semana Santa”. Manifestó se han conseguido grandes avances, aunque ha reconocido que existen retos pendientes y, tras agradecer el trabajo y apoyo de los componentes de su junta directiva, anunció, dentro de las innovaciones que van a poner en marcha, en breve se van a publicar las bases para que se puedan presentar fotografías, a través de Instagram.

También intervino el Párroco de La Asunción, Ricado Magro, recordando que la Iglesia se halla celebrando el Año de la Misión, por lo que ha animado a todos los participantes en la Semana Santa a vivir y comprender cómo fue la muerte y resurrección de Jesucristo, desde los tres objetivos que se persiguen con esta conmemoración: el testimonio, la presencia social y la conversión pastoral.

Por su parte, Ramón García reivindicaba la “ilusión por mejorar, por construir una fiesta, cada más grande”, donde “el respeto, la convivencia y la educación sean la bandera que inicie nuestras tamboradas y desfiles procesionales”.

El Alcalde ha advertido que esta dualidad, que convive desde, hace siglos, “es nuestra insignia, nuestra seña de identidad y lo que nos hace sentirnos orgullosos de lo que somos y de lo que hacemos. Pero también esta dualidad debe ser nuestra máxima preocupación y ocupación”.

En su opinión, “debemos cooperar, todos y cada uno de nosotros, desde el papel que desempeñemos en cada momento, para mejorar esta dualidad”, y ha pedido que “no toleremos aquellas acciones u omisiones que perjudican al bien común de nuestra Semana Santa. Trabajemos unidos para lograr llevar nuestra Semana Santa allí donde todos queremos que esté”, añadiendo que señaba con la “Fiesta del Respeto y de la Tolerancia”, y ha recordado que “la Semana Santa de Hellín es el corazón y las manos de todos; el alma de un pueblo y su gente; es alfa y omega; principio y final, vida y muerte; procesión y tambor. Porque Hellín es dos tradiciones y una sola Semana Santa”, aludiendo así al lema elegido en la exposición del MUSS.

20180318 120315

De compras