Lunes, 14 Mayo 2018 13:37

Ramón García justifica el “necesario” traslado de los contenidos del Museo Comarcal al MUSS

El alcalde de Hellín, Ramón García, salía al paso de los comentarios, “interesados” en su opinión, sobre el cierre del Museo Comarcal, asegurando que lejos de cerrar este recurso, la intención es trasladar sus colecciones para tener una exposición con “un discurso renovado que pondrá en valor todo el patrimonio de Hellín, el arqueológico, el etnográfico, el cultural y también el natural”.

Una decisión, explicaba el alcalde, avalada por los informes técnicos, y que ya anunció hace unos meses, cuando se inauguró la exposición “Natrualeza y Evolución” en la primera planta del MUSS, por lo que “nunca hemos escondido nuestras intenciones”, incidía.

Ramón García explicaba que en estos casi 25 años de vigencia del Museo Comarcal, “nos guste o no”, se ha quedado obsoleto, explicando que en todos estos años los investigadores han comenzado o continuado en nuestro municipio varios proyectos de investigación, cuyos resultados han de ser expuestos. “Ese conocimiento y esas piezas que cuando se creó el Museo Comarcal todavía estaban enterradas, deben ser conocidas por nuestros vecinos”, añadiendo que “tenemos ahora una oportunidad de oro para poner en valor esas joyas patrimoniales y que, además de ser expuestas en unas vitrinas, nos ayuden a hellineros y visitantes a interpretar nuestra historia y nuestro pasado”.

Quiso insistir el alcalde que el Museo Comarcal no se cierra. “Sus colecciones se trasladan a un nuevo recurso cultural. Y en su lugar se abrirá otro recurso cultural necesario, el Archivo Municipal, que actualmente cuenta con unas instalaciones en muy deficientes”.

“El Museo hace tiempo que perdió su sentido y se convirtió en mero escaparate”, añadía, aludiendo a las bajas cifras de visitantes que tiene, asegurando que tiene además “un discurso expositivo claramente amortizado, y ciertos problemas de espacio y de conservación”, y recordando que la colección de arqueología no es propia, sino que es una cesión de la entidad encargada de custodiar las piezas, el Museo de Albacete, aunque el Museo cuenta con una pequeña colección propia de cerámica, arte y etnografía, y alberga varias colecciones particulares cedidas o donadas.

“Todo tendrá cabida en el nuevo Museo”, insistió, explicando que el nuevo edificio, además del Museo de Semana Santa, tendrá 3 salas dedicadas a Museo de la Ciudad. Una, ya abierta, donde se explica la evolución, las primeras etapas de ocupación en nuestro territorio y el medio natural en el que se desarrollaron. Otra, dedicada al paisaje cultural, a cómo el hombre ha ido adaptando y transformando nuestro entorno y dejando su huella, y la mayor de todas, dedicada a la historia de nuestras “dos ciudades”, El Tolmo de Minateda y Hellín.

“Las colecciones de arqueología y etnografía que se exponen en el Museo Comarcal se repartirán en estas tres salas, con un discurso atractivo, moderno, y que nos ayude a comprender mejor nuestro pasado pero también a promocionar nuestros recursos culturales y turísticos”, resumió.

Entre las razones que el alcalde esgrimió para que la continuidad de ambos museos fuera posible mencionó la duplicidad de costes de instalación y montaje, la duplicidad de costes de mantenimiento y de costes de personal. “No se trata de una cuestión económica sino que la Ley nos prohíbe crear nuevos puestos de funcionarios”, recordando la imposibilidad que tiene el Ayuntamiento de Hellín a la hora de crear nuevos puestos de trabajo para estas necesidades.

Del mismo modo enumeró los problemas que tiene el Museo Comarcal, destacando su poca visibilidad, su exposición anticuada, sus problemas de conservación, su horario muy restringido, de difícil solape con visitas de grupos y para que forme parte de rutas más amplias, el espacio reducido para exposiciones temporales o sus soportes rígidos que impiden que el Museo sea un museo “vivo”.

El traslado de las colecciones para que formen parte del MUSS suponen, en cambio “crear un Museo en la ciudad que sea referente de todo nuestro patrimonio y sirva de eje vertebral en la promoción de nuestros recursos, la optimización de recursos y simplificación en la gestión, la ampliación de contenidos, la ampliación de horarios y mejora en la atención, la exposición más acorde con las nuevas exigencias museográficas, un nuevo espacio para el Archivo, una mejor visibilidad o la posibilidad de tener una sala de exposiciones temporales de grandes dimensiones que permitirá la llegada de exposiciones de gran tamaño dentro de los circuitos culturales.

De compras