Viernes, 01 Febrero 2019 12:09

Ramón García tendrá que prestar declaración en el juzgado por una querella al precintar el mercadillo del polígono

El alcalde de Hellín comparecía en la mañana de hoy ante los medios de comunicación, “en aras a la transparencia y a la tranquilidad de quien nada tiene que esconder”, para informar que a lo largo del día de hoy tendrá que prestar declaración como consecuencia de una querella interpuesta contra su persona por la mercantil Trimerka S.L., por el precinto de las instalaciones efectuado el pasado 22 de diciembre en el Polígono Industrial La Fuente, donde, según recordaba, “se pretendía la realización de un mercadillo sin la correspondiente licencia de apertura y funcionamiento”.

Ramón García aseguraba que el objeto de este precinto fue el de preservar la legalidad vigente y la seguridad de las personas que pudieran haber acudido, y “no estar comprobadas ni revisadas las preceptivas medidas de seguridad necesarias ni haber aportado la empresa la documentación solicitada por los servicios competentes del Ayuntamiento”.

Este, explicó, es el motivo de la querella, recordando que de conformidad a la normativa legal aplicable es preceptiva, en primer lugar, la declaración del querellado. En dicha declaración, adelantó Ramón García, procederé a “explicar las actuaciones llevadas a cabo y el motivo de las mismas”.

El alcalde ha querido mostrar su “total confianza en la Justicia”, esperando que con esta declaración y las alegaciones presentadas, a la mayor brevedad se produzca el archivo de la querella “al carecer de fundamento alguno”, poniendo así fin a lo que ha calificado de “una campaña de persecución y difamación por parte de esta empresa, ya que, recordaba, es la segunda querella que interponen en solo unos meses.

De compras