Viernes, 19 Mayo 2017 13:57

Izquierda Unida pide más compromiso para solucionar los problemas de seguridad en el barrio del Calvario

El grupo municipal de Izquierda Unida en el Ayuntamiento de Hellín ha querido dar a conocer su preocupación por la gran cantidad de quejas y denuncias que le están llegando en los últimos tiempos desde los vecinos del barrio del Calvario, que siguen sufriendo una serie de problemas, todos relacionados con la seguridad, pero que afectan varios aspectos básicos en su vida cotidiana.

El concejal Francisco Javier Morcillo recordó el compromiso que adoptaron los grupos políticos al inicio de la legislatura, lamentando que en los últimos tiempos no se esté trabajando más para solucionar estos problemas.

Morcillo citó una serie de problemas expuestos por los vecinos que, a modo de ejemplo, ponen a las claras que los vecinos del Calvario no pueden tener los mismos derechos y servicios. Expuso, entre otras cosas, que el reparto del butano no se realiza con asiduidad, que los servicios de entrega de paquetería no entran al barrio, o que la línea de autobús no siempre realiza todo el trayecto por el barrio, para perjuicio, sobre todo de los más mayores, que tienen dificultades para desplazarse al centro de la ciudad o al hospital.

El concejal aseguró que iban a convocar al resto de los grupos políticos a una reunión para comenzar a trabajar en la resolución de estos problemas, y trasladarlos al nuevo comisario de la Policía Nacional, puesto que la implicación de las fuerzas de seguridad son fundamentales.

De compras