Viernes, 25 Octubre 2013 13:32

Manuel Torrecillas Sorio ya tiene calle en Hellín

En la mañana de hoy se realizaba el acto de inauguración de una de las nuevas calles del sector Tenerías, que a partir de hoy llevará la denominación de Manuel Torrecillas Sorio.

En un sencillo y emotivo acto, al que acudían el propio homenajeado, arropado por sus familiares y amigos, representantes de la corporación municipal, encabezada por el Alcalde, miembros de distintas asociaciones, o la junta directiva y la plantilla del Hellín Deportivo, se procedió al tradicional corte de cinta y a la bendición de la calle y a los presentes por parte del sacerdote Javier Cano.

Manuel Torrecillas, visiblemente emocionado tomó la palabra para agradecer públicamente a la anterior corporación, que fue la que propuso y aprobó por unanimidad el nombramiento de la calle, y a la actual, que ha ejecutado el acuerdo adoptado en Pleno.  Se mostró honrado por sus paisanos y agradecido por que se le haya realizado este homenaje en vida. En su intervención tuvo, además, palabras de agradecimiento para su gran amigo Rafael Campillo, recientemente fallecido.

Un hellinero ejemplar

Manuel Mínguez tomó la palabra para demostrar su alegría por este reconomiento, y para glosar brevemente el currículum del homenajeado.

Manuel Torrecillas nació en Hellín, concretamente en la calle Facorrín, en 1933. Desde muy pequeño comenzó a trabajar en el taller familiar, y más tarde en una tienda como aprendiz, a la vez que comenzaba sus estudios de clarinete y violín, carrera musical que emprende de forma exclusiva a partir de los 18 años de edad. Tras el servicio militar ingresa por oposición en el cuerpo de Directores de Bandas Civiles, aunque nunca llegó a dirigir, pero sí es autos de numerosas composiciones de música ligera y miembro de la SGAE.

Por motivos de salud deja su carrera y su vida en Barcelona, ciudad a la que se había trasladado y regresa a Hellín. Se casa con una hellinera, Charo Serna, y tras la separación profesional de sus hermanos comienza a extender su negocio por las provincias limítrofes, residiendo en estos años en Albacete y posteriormente en Murcia, sin olvidar su Hellín natal, al que siempre tiene como referencia.

Su vinculación con nuestra ciudad no solo es afectiva, sino que siempre ha colaborado y sigue haciéndolo con diversas asociaciones y colectivos, ayudando económicamente a los más necesitados o al Hellín Deportivo, de quien tiene el orgullo de ser el socio número 1.

De compras